Buscar:   
 

Noviembre 2007
Las Ventas de Maquinaria llegarían a U$ 1.700 Millones en 2015

En el mercado interno, las ventas llegarían a U$ 1.300 millones, en tanto que las exportaciones podrían incrementarse hasta superar los 450 millones. Esto lo asegura el experto en maquinaria agrícola, Mario Bragachini, del INTA Manfredi, en un informe que presentó esta semana en Hanover, Alemania, en el marco de Agritechnica 2007, donde Expoagro, con el apoyo de la Fundación Exportar , coordinó el viaje de más de veinte representantes de fábricas de maquinaria agrícola. 

Bragachini visitó esta feria estática -la más grande del mundo en su tipo- con el objetivo de promocionar la siembra directa y la maquinaria argentina como la más apta para esa práctica. El especialista dijo que "el mensaje técnico de INTA en la muestra de Alemania tiene como objetivo posicionar a la maquinaria agrícola argentina como serio aspirante a crecer en las exportaciones, dado que ello implica generación de puestos de trabajo en los pueblos del interior del país con todos los beneficios sociales de desarrollo local que ello significa".

Los Ingenieros Agrónomos Mario Bragachini , Cristiano Casini y Rodolfo Gil son los técnicos del INTA encargados de transmitir las potencialidades de la maquinaria agrícola argentina en el mundo y los antecedentes de nuestro país en ese tema. "La exportación de maquinaria agrícola y agrocomponentes argentinos posee el valor agregado del know how del conocimiento de su aplicación hacia una eficiencia productiva con sustentabilidad", dice el informe.

Según expresó el técnico, "en un análisis global, Argentina es el país de mayor adopción del sistema productivo llamado Siembra Directa (73% de los cultivos son realizados sin labranza con cubierta de residuos), sistema que mejora en promedio un 25% la eficiencia del uso del agua para los cultivos, aumenta la producción y conserva los recursos naturales. Además el sistema productivo de Siembra Directa ahorra un 50% el consumo de combustible disminuyendo los costos operativos y las emisiones por reducción en la quema de combustibles fósiles y una mayor conservación del carbono del suelo".

El INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), es un organismo que conjuga la investigación y la extensión agrícola (transferencia de conocimientos a la comunidad agrícola). Esta institución, viene promoviendo y acompañando en estos últimos años, el desafío de incrementar las exportaciones de máquinas agrícolas a través de la filosofía consistente en que no solo se debe vender máquinas, sino se debe vender soluciones para producir sustentablemente, añadiéndole a las máquinas los conocimientos tecnológicos innovadores, capaces de replicar en otros países el excelente resultado productivo alcanzado en Argentina.

"Adquirir máquinas agrícolas argentinas representan una oportunidad porque llevan incorporado el valor agregado del know how del conocimiento sobre eficiencia productiva, sustentabilidad y respeto por el medio ambiente".

Las empresas fabricantes de máquinas agrícolas argentinas constituyen una red integrada por organismos oficiales y privados, asociaciones de productores y empresas apoyadas por el Gobierno Federal y los Gobiernos Provinciales, todos detrás de un objetivo: "Crecimiento productivo con valor agregado en origen, como herramienta de desarrollo local con proyección territorial", les informó Bragachini a los asistentes a Agritechnica.

"En esta descripción se debe destacar que Argentina es el país más eficiente del mundo para producir soja. Además que es el primer exportador mundial de aceite de girasol, miel, peras y limones; es el segundo exportador mundial de maíz y sorgo; el tercer exportador mundial de soja, quinto en trigo y carne y también exporta leche y sus derivados y que es el segundo país en el mundo en adopción de Agricultura de Precisión después de EE.UU., y también esta considerado como el país de Latinoamérica de mayor desarrollo de equipos electrónicos mecatrónica aplicada al agro, por lo tanto las máquinas argentinas resultan competitivas por prestación, calidad y tecnología innovativa", agregó el especialista.

El informe presentado también indica que la industria de maquinaria agrícola y agrocomponentes relacionada directa e indirectamente con el sector está constituida por 720 empresas, donde las más grandes superan levemente las 500 personas ocupadas en forma directa y las más chicas más de 5 empleados, y de ellas más del 80% se encuentran radicadas en pequeñas localidades del interior productivo del país, constituyendo un objetivo estratégico su crecimiento competitivo como herramienta de desarrollo local con enfoque territorial.

Ello constituye una demanda creciente de tecnología de procesos y productos como herramienta de competitividad global que conlleva la necesidad de un trabajo en red.

En el contexto actual de una creciente demanda global de alimentos (cantidad y calidad), datos de emisiones de gases invernaderos preocupantes, energía cara y escasa, el recurso tierra es y será el bien más demandado y costoso de los próximos años.

Aumentar la eficiencia productiva de cada metro cuadrado de tierra cultivable será el objetivo de todos los países productores de biomasa y alimentos.

En ese plano de alta demanda tecnológica, la maquinaria agrícola requerida por los productores será más eficiente y confiable, más automatizada y más asistida por cerebros electrónicos, con capacidad de grabación de datos con trazabilidad, lo cual constituirá una herramienta de competitividad en los futuros sistemas productivos.

Además, las máquinas agrícolas puesta en trabajo deberán ser más amigables con el medio ambiente, más conservadoras de los recursos renovables y más seguras para los operadores, también deberá ir acompañada del know how del conocimiento de su correcta utilización y aprovechamiento para lograr eficiencia productiva con sustentabilidad.

Argentina desde el año 2001 (pico de la crisis económica), inició un crecimiento sostenido, esto en gran parte sustentado por el crecimiento productivo y cualitativo de la agricultura que en 5 años aumentó su producción de granos en un 43,9% pasando de 66 M/tn en el 2002/2003 a 95 M/tn en la pasada campaña 2006/2007, (récord productivo histórico).

Este récord productivo histórico fue conseguido debido a varios factores aditivos, siendo pertinente aclarar que ello se produjo con un paralelismo perfecto con el aumento de las ventas de maquinaria agrícola de producción nacional dentro y fuera del país; siendo reflejado en los cuadros siguientes, donde la industria nacional marca aumento en la facturación en dólares del año 2006 del orden del 164% respecto al año 2002.
 

Evolución de las ventas de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes en el mercado interno (millones de dólares)

Evolución de la inversión anual en el Mercado Interno

Año

M/U$S 

1999

548

2000

497

2001

450

2002

340

2003

823

2004

998

2005

950

2006

930

2007 *

980

2015 *

1300

* Estimado
 

  

Evolución de las exportaciones de Máquinas Agrícolas y Agrocomponentes 
(20 países importan máquinas argentinas)

Año

M/U$S

2002

10,3

2003

8,6

2004

16,7

2005

22,0

2006

150

2007*

180

2015*

450

* Estimado

 

Fuente: INTA Manfredi