Buscar:   
 

Buenas noticias para la Maquinaria Agrícola Nacional Enero 2007
2007. Exportación a Venezuela por 155 millones de dólares, equivalente a 10.000 puestos de trabajo.

 
En la ciudad de Río de Janeiro (Brasil), el día 18 de enero con motivo de la Reunión Cumbre del MERCOSUR, los presidentes de la República Bolivariana de Venezuela y de Argentina firmaron diferentes convenios; uno de ellos fue el 2do. Tramo (año 2007) de la provisión de maquinaria agrícola y asistencia técnica que Venezuela recibirá de Argentina hasta el 2010. 

El convenio firmado en Río de Janeiro, fue en esta oportunidad por una suma de 155 millones de dólares, superior al del 2006 (113). Incluye el envío de cosechadoras, cabezales maiceros, tolvas, tractores, sembradoras, pulverizadoras, plantas de silo y de procesamiento de alimentos, equipos de labranza, equipos de riego, maquinaria para forraje conservado, fertilizadoras, ordeñadoras, balanzas, etc. y además la capacitación técnica del INTA en diferentes áreas temáticas solicitadas por Venezuela para el año 2007.

En la firma del convenio participaron de Argentina las autoridades del Ministerio de Planificación Federal y de CAFMA (Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola). Este convenio de Máquinas Agrícolas por 155 millones de dólares, representa para la industria de Máquinas Agrícolas Argentinas afectar laboralmente en el año 2007 aproximadamente 10.656 operarios en forma directa.

Claro está que no serán todos nuevos puestos de trabajo, sino que en muchos casos contribuirá a la plena ocupación de los ya existentes.

Lo más importante de este logro radica en que el 100% de las fábricas implicadas están distribuidas en pequeños pueblos y ciudades del interior del país. Las provincias más favorecidas con este convenio son Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, aunque indirectamente se benefician otras provincias como por ejemplo, Santiago del Estero; este tipo de promoción del trabajo argentino con alto valor agregado, constituye una de las actividades más beneficiosas para el desarrollo territorial.

Los pueblos del interior que hoy ostentan una plena ocupación laboral son los que poseen un alto grado de industrialización relacionado a la metalmecánica y al procesamiento de alimentos.

La maquinaria agrícola argentina ofrecida con el Know How de la transferencia de tecnología relacionada al sistema agrícola argentino (el más competitivo del mundo para producir cereales y oleaginosas), tendrá un buen futuro de inserción en muchos países a corto plazo, entre los que más interesados están: Venezuela, Bolivia, Kasakhjstán, Rusia, Ucrania, Sudáfrica, Angola, etc.

Durante el 2006, Argentina exportó Maquinaria Agrícola por un valor de 160 millones de dólares a más de 20 países del mundo; consolidarse en esta actividad es una tarea a largo plazo, y merece todo el apoyo posible del gobierno nacional como así también de los gobiernos provinciales y municipales.

Las exportaciones argentinas hoy se caracterizan por tener bajo valor agregado; la tonelada promedio exportada es de 300 dólares; la tonelada promedio de maquinaria agrícola, en cambio, es de 10.000 dólares. Esta relación 33 veces superior implica mucha mano de obra de alto valor agregado; además como cada millón de dólares exportado en Maquinaria Agrícola, se relaciona laboralmente con 70 puestos de trabajo, el beneficio se distribuye con equidad social. En los países desarrollados, los pequeños y medianos productores son empleados part-time de las grandes fábricas de maquinaria agrícola, constituyendo un eficiente mecanismo para convivir con la globalización.

La firma de este segundo tramo relacionado a las exportaciones de Maquinaria Agrícola a Venezuela, le da continuidad a un trabajo exitoso comenzado en el año 2004 por el Gobierno Nacional frente a la crisis energética, y donde posteriormente se involucró en forma directa el INTA, aportando, entre otras cuestiones, la capacitación de técnicos venezolanos en Argentina (400 técnicos venezolanos realizaron cursos dictados por el INTA en el 2006); y también se debe destacar la coordinación técnica empresarial de los industriales adheridos a CAFMA (Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola), que no sólo aportaron las máquinas sino sus mejores técnicos para que el proceso de capacitación prometido en este convenio con Venezuela se cumpliera en tiempo y forma. La interdisciplinariedad y la seriedad del equipo de trabajo, contribuyó al logro de buenos resultados.

Datos Sueltos

Evolución de las exportaciones argentinas de Maquinaria Agrícola, Agrocomponentes, y su implicancia en los puestos de trabajo.

Año

M/U$S

Puestos de trabajo

2002

10,3

825

2003

8,6

670

2004

16,7

1170

2005

22

1540

2006

160

7000

2007

240 (**)

10.000

2010

500 (**)

15.000

(**) Estimaciones proyectadas

  
El mercado nacional de Maquinaria Agrícola, Agrocomponentes y Repuestos fue de 900 M/U$S en el 2006.

Importaciones en todo concepto 
(tractores, cosechadoras, picadoras y pulverizadoras autopropulsadas)
   410 M/U$S

 

+
Maquinaria nacional en todo concepto     490 M/U$S
    __________
TOTAL   900 M/U$S

   
Facturación total del sector industrial nacional durante el 2006

Mercado interno     490 M/U$S

 

+  
Exportación    160 M/U$S
    __________
TOTAL   650 M/U$S

 

Total de Pymes con más de 10 empleados, productoras de Maquinarias Agrícolas y Agrocomponentes a fines del 2006:

  • 650 Pymes, distribuidas mayoritariamente en el interior del país, en pequeñas poblaciones y ciudades de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, mayoritariamente, aunque existen empresas importantes en otras provincias.

  • La mano de obra ocupada en forma directa es aproximadamente de 44.000 puestos de trabajo.

  • En promedio, las empresas del sector facturan 15.000 U$S/año por cada puesto de trabajo; la evolución de la tecnología de producto y proceso, mejorará la competitividad de los productos y su valor, ganando mercado y valor agregado.

Comentario final

El sector metalmecánica relacionado a la Maquinaria Agrícola Argentina está surgiendo de una terrible crisis (en algunos casos, con fábricas cerradas en diciembre del 2002); hoy la realidad es otra, pero el desafío recién comienza. Existe mucho camino por recorrer para consolidar el proceso de crecimiento que merece el sector y el país. Este crecimiento se logrará con planificación estratégica, con inversiones, con buenas decisiones políticas y con alto compromiso social. El desarrollo territorial con equidad social es el producto buscado.

 

Autores: 
Proyecto Agricultura de Precisión
Proyecto Eficiencia de Cosecha y Postcosecha (PRECOP)
EEA INTA Manfredi
eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar
eeamanfredi.ap@inta.gob.ar