Buscar:   
 

Enero 2006
Entrevista al Ing. Agr. M.Sc. Mario Bragachini - Coordinador de los Proyectos Nacionales de INTA Eficiencia de Cosecha y Postcosecha y Agricultura de Precisión

 
Ing. Bragachini: ¿Cómo ve el año desde la óptica de los Proyectos de INTA que usted coordina, que son la Eficiencia de Cosecha y Postcosecha y la Agricultura de Precisión?

Las expectativas de producción de grano y forraje luego de las lluvias generalizadas de la segunda semana de Enero del 2006, mejoraron sustancialmente, dado que la fuerte sequía a nivel nacional hacía peligrar los rendimientos de cultivos de cosecha gruesa. Cuanto se perdió y cuanto se salvó con estas lluvias generalizadas se verá más adelante, pero en promedio Argentina en Soja hoy está bien, en Girasol y Sorgo de regular a bien, el Maíz comprometido tanto para grano como para silaje, dado que la sequía pego fuerte en la productividad en muchas zonas núcleos del cinturón maicero argentino.

Hoy se pone más en evidencia la necesidad del crecimiento del área del riego complementario en Argentina y Córdoba en particular. El riego complementario estabiliza la producción y en años como el presente y en particular para cultivos como el Maíz, unos pocos milímetros en el momento oportuno hacen muy rentable la inversión.

 
Ing. Bragachini: ¿Con que grado de nivel tecnológico se sembraron los cultivos de la campaña 2005 / 2006?

Argentina posee productores muy buenos, buenos y regulares como en cualquier parte del mundo, ya no quedan en el sistema productivo Argentino productores malos porque la competitividad propia del sistema los desplazó, y eso es cada día más evidente y crudo.

Los sistemas productivos de esta Argentina, Agrícola o Ganadera de hoy de alguna manera, o en algún porcentaje están relacionadas con el cultivo de Soja, que ocupa más del 50% del área sembrable y aporta también más del 50% de los ingresos exportables del sector.

Esta realidad presenta una faceta buena y otra preocupante. La buena es que el complejo Soja tiene un futuro promisorio con crecimiento de demanda sostenido, y la preocupante es que se hace necesario en forma urgente agregar valor con trabajo genuino, y para eso hacen falta cambios de mentalidad, mayores inversiones en Agroindustrias que involucren a los que hoy están cómodamente instalados en los eslabones primarios de la producción, grano, aceite crudo, harina, etc.

La Soja llega de una u otra manera a las góndolas del mundo, transformado en Carne de Pollo, Pavo, Bovino, Porcino, Pescado, etc. o bien formando parte de productos elaborados con alto valor agregado, por ejemplo tintas, bioplásticos, biomateriales, cosméticos, biocombustibles, etc.

Los avances en la genética en base a la ayuda de la biotecnología y la Siembra Directa en Argentina provocaron muchas mejoras en la productividad potencial con reducción del costo de producción, pero eso hoy ya no significa un aumento de ingresos por hectárea para el productor argentino, dado que como Argentina es formadora de precio en Soja, el menor costo de producción deprimió los precios internacionales y como por la ley de oferta y demanda todo producto comoditie adquiere un precio relacionado a su costo de producción. Hoy el mundo dispone de proteína de Soja más barata gracias a la tecnología desarrollada y aplicada en Brasil, EE.UU y Argentina, y de los 3 países más productivos y exportadores de Soja, Argentina es el de mayor competitividad.

 
Ing. Bragachini: ¿Se puede seguir mejorando para mantener y ganar competitividad?

El mundo avanza a un ritmo tecnológico que solo para mantenerse, hay que progresar mucho, los países que no invirtieron debidamente en conocimiento y desarrollo tecnológico serán dependientes de los países desarrollados, por eso en el rubro que me muevo como técnico de INTA, que es la Maquinaria Agrícola (M.A.) el crecimiento en tecnología de producto y tecnología de proceso productivo (diseño asistido, adaptabilidad, estandarización, escala, planificación, controles de calidad) deben ser objetivos permanentes.

Solo el crecimiento tecnológico integral les permitirá a las casi 700 Pymes del sector (M.A.) mantenerse competitivas en el nada despreciable Mercado Interno (850 millones dólares / año), aspirando a ganar día a día mayor protagonismo en el mercado internacional que como se sabe en el 2006 se crecerá de 25 a 160 millones de dólares de exportación de Maquinaria Agrícola Argentina al mundo, esta claro que el negocio de venta de Maquinaria por 113 millones a Venezuela será el más importante cuantitativamente, pero también está claro que Argentina ya exporta Maquinaria Agrícola a más de 20 países del mundo y en muchos casos con más de 10.000 km. de flete, lo que indica una real competitividad. Nadie en el mercado compra solamente por precio. La Maquinaria Agrícola Argentina es buena y cada día se prestigia más a nivel mundial.

El incremento de exportación de Maquinaria Agrícola Argentina del 2006, equivaldrá a más de 1.000 puestos de trabajo especializados (directo + indirecto).

 
Ing. Bragachini: ¿Todos los industriales Argentinos de Maquinaria Agrícola Argentina están aggiornados con esta nueva onda exportadora?

Al menos unas 60 empresas Argentinas del sector de Maquinaria Agrícola y Agropartes están exportando al mundo y muchos de ellos son Cordobeses.

 
Ing. Bragachini: ¿Puede nombrar alguno de ellos?

Si, del sector de Maquinaria Agrícola y Agropartes solo para nombrar algunas: Mainero, Agrometal, Pauny, Agromet, Ingersoll, Metalfor, Akron, Agrinar (Materfer), Maizco, VHB, etc., etc.

 
Ing. Bragachini: Como ve el futuro de esas empresas exportando?

Bueno, todas de una u otra manera durante el 2006 crecerán de manera importante en su volumen exportable y algunas superarán el 20% de su facturación en exportación, valor considerado como óptimo para toda empresa que quiere consolidarse en el rubro.

 
Ing. Bragachini: ¿Tecnológicamente como ve a las empresas Cordobesas del Sector?

Bueno, Córdoba no es la Provincia que facture más del Rubro Maquinaria Agrícola porque Santa Fe gana le gana en número de Pymes, en facturación y en mano de obra ocupada, pero Córdoba posee en 4 de los 5 rubros más importantes del Sector, las fábricas líderes del mercado: Tractores (Pauny), Sembradoras (Agrometal), Pulverizadoras (Metalfor) y Forraje Conservado (Mainero), solo en Cosechadoras Córdoba no posee la empresa líder que es Vassalli / Don Roque y como se sabe está radicada en la Provincia de Santa Fe.

Pero Córdoba junto a Santa Fe reúnen más del 70% de las industrias Pymes del Sector y el mayor porcentaje de ocupación de mano de obra. Como dato el sector ocupa más de 25.000 puestos de trabajo en forma directa.

 
Ing. Bragachini ¿Cómo ve el futuro del negocio de la Maquinaria Agrícola con Venezuela?

Muy bien, como se sabe la Misión está en el último proceso de negociación con Venezuela para definir las maquinas que integrarán el paquete de 113 millones de dólares que se aportará de Maquinaria Agrícola durante el 2006, esperando que las primeras máquinas se embarquen cuanto antes, quizás en Marzo o Abril del 2006. El futuro depende de muchos factores políticos, económicos, y técnicos pero el acuerdo es por 5 años, el objetivo es lograr que la Maquinaria Argentina tenga una consolidación de aceptación en Venezuela y que ello permita elevar la productividad agrícola y ganadera de Venezuela para que el Presidente Chávez pueda concretar el objetivo de alcanzar la autoeficiencia alimentaria de Venezuela, ya que hoy importa se el 65% de los alimentos en un país que tiene potencial para exportar alimento en un lapso de 20 años.

 
Ing. Bragachini: Se sabe que una misión del INTA viaja a Venezuela en los próximos días donde usted forma parte, ¿Cuál es el objetivo del viaje?.

El INTA es una de las herramientas tecnológicas del Estado Argentino que puede colaborar en el objetivo de autoeficiencia alimentaria de Venezuela, compromiso político de colaboración asumido por ambos Presidentes.

La Secretaría de Agricultura Argentina posee varios organismos y diferentes herramientas para transferir tecnología y experiencias que contribuyan al Desarrollo Productivo Agrícola, Ganadero y Agroindustrial que Venezuela pretende lograr. La actividad privada Argentina de diferentes rubros Agropecuarios, inició un proceso de acercamiento con alto grado de compromiso en Venezuela que también dará sus frutos.

Argentina ofrecerá su capacidad de transferencia tecnológica, sus capacitadores y sus mejores ejemplos productivos que hoy lo ubican entre los más desarrollados del mundo. Sistemas productivos como el de Soja (el más competitivo del mundo) donde mucho tiene que ver la tecnología aplicada tranquera adentro, son muy observados en diferentes partes del mundo.

 
Ing. Bragachini: Por último; ¿Cómo ve el desarrollo de la tecnología a nivel de adopción relacionado a los Proyectos de INTA que usted Coordina, el de Cosecha y Postcosecha PRECOP y el de Agricultura de Precisión?.

Argentina ostenta un liderazgo (MERCOSUR) en el desarrollo y adopción de las herramientas tecnológicas que involucra la tecnología de Agricultura de Precisión, es el 2º país (después de EE.UU) en el mundo en adopción de Monitores de Rendimiento , además Argentina posee muchos desarrollos de tecnología propia de maquinaria con posicionamiento satelital, pulverizadoras, fertilizadoras, encaladoras y sembradoras. En más del 70% de las herramientas de la industria nacional ostenta el liderazgo del mercado.

El producto Argentino ya entiende el concepto de variabilidad de ambientes productivos, sabe que está manejando lotes con diferentes ambientes, sabe que esa variabilidad la puede manejar y que con ese conocimiento puede aumentar la productividad y reducir los costos, hoy posee herramientas a su alcance que lo pueden ayudar a entender y manejar la variabilidad y también aplicar en forma variable los insumos, eso es la Agricultura de Precisión que hoy difunde y desarrolla el INTA con su exitoso Proyecto Integrado.

En los próximos años esta tecnología crecerá a tal punto que no habrá productores sin conexión satelital, dado que la utilidad crece y el costo se reduce día a día. Solo como ejemplo, hoy una Pulverizadora Autopropulsada solo es competitiva si utiliza una guía satelital. Otro ejemplo que marca el nivel de concientización del productor Argentino es que ya existen contratitas de cosechadoras que perdieron clientes por carecer de monitores de rendimiento y otros que los ganaron por ofrecerlo.

 
Ing. Bragachini: ¿Y que nos puede decir del PRECOP, luego de su primer año de trabajo como Proyecto Integrado?

El INTA posee muchos antecedentes de trabajos desarrollados y aportes de extensión en el rubro Cosecha y Postcosecha de Granos, el Proyecto PRECOP es una manera de trabajar más integrada en 8 cultivos y 10 Provincias, satisfaciendo los diferentes nichos de demanda de investigación desarrollo y extensión en el área temática Cosecha y Postcosecha.

Los resultados medidos en parámetros de adopción del mensaje técnico difundido por el PRECOP es muy bueno, hoy el productor invierte mucho más en tecnología de nuevos equipos de cosecha, las cifras de ventas de cosechadoras del año 2004 – 2005 son récord de los últimos 10 años, lo mismo ocurre en Postcosecha donde se evidencia una fuerte inversión en plantas de silos y secadoras, y ni que hablar de la nueva tecnología de almacenaje temporal llamada Silo Bolsa, que ya alcanzó los 20 millones de toneladas.

Esto indica que está todo bien y que el problema de los 1.500 millones de dólares de pérdidas en Cosecha y Postcosecha están disminuidos en un 20% como es el objetivo del Proyecto.

Todavía falta mucho trabajo, pero ese trabajo se está realizando, falta información y se está elaborando, falta adopción, pero se están utilizando todos los medios para llegar con esa información; el PRECOP es uno de esos Proyectos que nunca deben concluir porque los objetivos de mejorar la cantidad y calidad de los alimentos de un país nunca llegan a su fin, ni tampoco poseen límites.

La calidad de un alimento es el fruto del éxito de los diferentes procesos que lo integran y se logra desde el principio.

Hoy muchos productores lo saben y lo consideran en cada proceso, saben que lo que producen no es un comoditie, es un alimento, y que la calidad del proceso se verá en el valor final; y eso es un logro del Proyecto y de todos los que lo integran dentro y fuera del INTA, dado que el Proyecto posee una fuerte colaboración de las diferentes empresas y entidades que forman parte de la cadena productiva.

Producir más granos con calidad es el objetivo del PRECOP, pero cada grano producido debe considerarse un alimento de buena calidad.

 
Ing. Bragachini: Podría dar un ejemplo del impacto económico de las pérdidas de Cosecha en Argentina.

El impacto económico teniendo en cuenta los costos de producción promedio, los costos del uso de la tierra promedio, los costos de comercialización y cosecha promedio y los rendimientos de Soja promedio, el Margen Bruto de una hectárea de Soja promedio en Argentina está en 600 Kg./ha., ese valor considerado como 100% del negocio de la hectárea de Soja ubica a las pérdidas de Cosecha de Soja promedio (166 kg./ha.) con una representatividad del Margen Bruto del 27,6%. Ahora bien, como ese valor de pérdida es promedio exis ten productores que pierden el doble del promedio (332 Kg./ha.) y en ese caso la representatividad de las pérdidas de cosecha llegan al 55,3% del Margen Bruto, pero también existen los buenos productores y contratistas que trabajan con la mitad de las pérdidas de cosecha promedio, (83 Kg./ha.) y allí la representatividad de las pérdidas alcanza el 13,8% del Margen Bruto. En resumen los productores eficientes solo pierden el 13,8% del Margen Bruto durante la cosecha, pero los que no trabajan eficientemente pueden perder el 55% del Margen Bruto del cultivo de Soja.

Con este simple ejemplo se pretende demostrar el real impacto que posee uno de los factores de manejo como es la eficiencia en la cosecha en los actuales Márgenes Brutos que ofrece el Cultivo de Soja en Argentina.

Además de este impacto directo de la Eficiencia de Cosecha en el Margen Bruto en los actuales sistemas productivos basados en Siembra Directa permanente, a las cosechadoras además de exigirle que cosechen con bajas pérdidas, que entregue el grano limpio y sin daño mecánico, se le exige también que distribuyan los residuos de cosecha (paja y granza), de manara uniforme (cobertura de suelo uniforme) además de evitar dejar huellas y compactaciones que puedan perjudicar la "cama de siembra del próximo cultivo". Hoy el productor también exige que la cosechadora entregue un mapa de rendimiento con posicionamiento espacial, todo ello necesita operarios capacitados y una actualización permanente, que el INTA pretende brindar con estos Proyectos.

  

Entrevista realizada por el sector Comunicaciones PRECOP
Enero de 2006