Buscar:   
 

Informe de la visita al tambo de California, Estados Unidos


El establecimiento se encuentra en la región de Merced Tulare y es propiedad del Sr. Simon Vander Wonder. Consta de 720 hectáreas, de las cuales 100 están destinadas a alfalfa y 620 se reparten entre maiz y trigo para fibra. Posee un rodeo total de 6.000 animales, con 3.200 vacas en ordeñe, 500 vacas secas y 2.500 animales de recría.

Para sus actividades cuenta con un plantel de dos manager y veintiocho operarios, un manager dirige ocho operarios que están afectados a las tareas de laboreo de suelo como roturación, siembra, pulverización, fertilización, entre otras; mientras que el otro se encarga de organizar e indicar las tareas al resto de los obreros, que se encargan de la rutina de ordeñe, el manejo de animales en los establos, de la preparación y distribución de la alimentación al ganado.

Las vacas en producción estan bajo un sistema FREESTALL con cama caliente (estiércol solido seco). Las vacas pre-parto están en el mismo sistema pero con cama de cáscara de arroz. La recría se ubica en corrales abiertos, con sombra y pistas de alimentación.

Tiene una producción media diaria de 38 litros por vaca, en tres ordeñes diarios. Los rodeos se encuentran separados en vacas de primer parto, vacas frescas, rodeo de vacas puntas y rodeos de vacas medias, a estas últimas le practican dos ordeñes diarios.

Cada rodeo tiene un manejo nutricional ajustado por requerimientos nutricionales y condición corporal, el alimento para cada una de estas categorías se formula combinando, por un lado, una pre-mezcla que es elaborada una vez a la semana y está compuesta por núcleos vitamínicos minerales,  maíz molido, expeler de canola, expeler de soja; y por el otro, con silaje de maíz, heno de alfalfa y paja de trigo en distintas proporciones según cada categoría. En las vacas pre-parto se utilizan grandes cantidades de fibra. El consumo de materia seca en las vacas de punta es de 26,5 Kg MS/vaca/día.

Algunos datos reproductivos del establecimiento:

  • Tasa de preñez promedio: 26% con picos de 28% en invierno y pisos de 24% en verano.
  • Tasa de Detección de Celos: 74%.
  • Tasa de Concepción General: 38%.
  • El primer servicio se realiza a los 50 días postparto.
  • El intervalo entre parto y concepción es de unos 107 días, con un promedio de 2,1 pajuelas por preñez.
  • El intervalo entre partos es de unos 380 días, con 320 días en lactación y 60 días de vaca seca.
  • Del total del rodeo en producción, el 62% se encuentra en gestación.

Las vacas tienen en promedio 2,4 lactancias con una producción total de 29.100 litros de leche en toda su vida productiva.

Se realiza inseminación artificial con semen sexado en vaquillonas y en las vacas de rodeo general portadoras de caracteres deseables, que son detectados a través de marcadores moleculares. Con estas técnicas se está logrando extender la vida útil de las vacas a 3,5 lactancias.

La tasa de concepción con semen sexado es de un 45% en vacas de primera parición. La reposición mensual de vaquillonas es de 110 vaquillonas preñadas por mes.

La sala de ordeñe consta de dos módulos de 30 vacas por cada lado, lo que hace una capacidad total de 120 vacas en ordeñe simultáneo. La sala cuenta con extractor automático de pezoneras y salida frontal automática.

Los animales están identificados con un chip que permite la lectura y registro de la producción individual, dato que se almacena automáticamente y que luego es utilizado junto a datos reproductivos para la toma de decisiones y acciones sobre cada uno de los rodeos.

La rutina de ordeñe comienza con la desinfección, despunte y secado de la ubre con toallas individuales, luego se coloca la pezonera y una vez terminado el ordene se realiza el sellado de los pezones. Tanto la desinfección como el sellado, se hacen con un producto iodado. La presencia de mastitis está entre el 1 y 3%.

El lavado del piso se realiza mediante flushing con agua reciclada y se realiza un repaso manual con agua a presión de manera que la entrada del próximo grupo ocurra con el piso limpio.

La sala de espera cuenta con un sistema de refrescado de los animales con aspersión de agua y flujo de aire forzado, este sistema es monitoreado por una central que releva las condiciones de temperatura y humedad relativa optimizando los ciclos de refrescado. A la salida de la sala de ordeñe las vacas pasan por un pediluvio y un apartador electrónico que arma rodeos de distintas características.

El manejo de los efluentes comienza con el lavado del corral de espera y las pistas de alimentación del sistema freestall, que convergen en una fosa de 720 m3 de capacidad. En este lugar se realiza la homogeneización del efluente mediante un agitador y luego son enviados mediante bombeo a una torre de separación de sólidos y líquidos. Los sólidos se depositan sobre una playa de cemento y una vez secados son tapados para su posterior utilización como camas calientes y fertilizantes. A pesar de producir fertilizante orgánico, el productor necesita de la incorporación de fertilizantes minerales como urea para satisfacer las necesidades nutricionales de los cultivos.

El efluente líquido es incorporado al circuito de riego mediante fertirrigación, en especial para los cultivos invernales. El efluente líquido excedente se comercializa como fertilizante orgánico y su valor de mercado ronda los  U$S 12/1000 lts.

Para la reserva de silo cuentan con un área de 3,6 hectáreas con pisos de cemento. Para el secado del estiércol se usa 1,2 hectáreas del mismo tipo de piso.

El costo de alimentación por día por vaca es de unos U$S 8, lo que representa unos 26,5 litros de leche para cubrir la alimentación. El costo total de producción por litro de leche es de U$S 0,30 el litro y el precio de venta de la leche es de unos U$S 0,32 por litro de leche, esto refleja la ajustada relación entre el costo de producción y el precio de venta de la leche.

En el año 2014 esta relación fue mucho más interesante porque el ingreso por venta de leche estuvo en  unos  U$S 0,48. Esto demuestra que cuando las economías están en un ciclo positivo esta producción es rentable. 

Autores: Ing. Agr. Guillermo Prataviera, Méd. Vet. Javier Pavón, Ing. Agr. Mario Bragachini

Descargar artículo completo en formato pdf (14 Kb.)