Buscar:   
 

Mapas de Rendimiento Instantáneos en el Cultivo de Algodón
Si bien en cosechadoras de algodón el uso de monitores de rendimiento no está generalizado, es muchísimo menor al utilizado para granos, las Universidades de EEUU y Australia y varias Empresas Privadas, tienen desarrollos al respecto.

Hasta el momento ni Case ni John Deere, dos grandes en la mecanización de cosecha de algodón han dado su ultima palabra; es decir no ofrecen al mercado cosechadoras con este equipamiento, ni siquiera opcional; datos indican que en uno o dos años lo lanzarán como standar en sus máquinas.

Dos Empresas Privadas Americanas, sobresalen en lo que respecta a monitores de rendimiento instantáneo, ellas son Zycom, de Bedford, MA y Micro Trak, de Eagle Lake, MN ( EEUU ); adaptables a todas las marcas de cosechadoras y compatibles con conexión a distintos GPS, con unidades lectoras de tarjetas PCMCIA y software mapeador.

Dentro del Proyecto Macroregional Algodón XXI que el INTA desarrolla en el NOA, con sede en la EEA S. del Estero, en convenio con la Empresa Geosistemas, la Agencia de Extensión Rural Banda del Río Salí de Tucumán y el Grupo CREA La Paloma de Gancedo, se realizó la instalación de un Monitor de Rendimiento Instantáneo Micro Trak para algodón en una cosechadora John Deere 9965, en el Establecimiento Taco Yuraj, durante mayo – junio de 1999. Lográndose de esta forma el primer mapa georreferenciado de algodón en el NOA y Sud – América.

Detalle del equipo instalado:

El monitor de rendimiento de algódón consta de varias partes, y trabaja, a diferencia del de granos que lo hace por impacto y peso; con tecnología IRSA, es decir mediante el uso de haces de luz infrarroja para detectar el paso de algodón cosechado por las toberas o conductos, previo a la caída en la tolva de la máquina.

La intercepción que el algodón realiza al pasar por un haz de luz infrarroja, previamente calibrado determina el mayor o menor rendimiento que ocurre en un lote.

El equipo tiene varios sensores, un módulo de proceso central y consola para observar los valores recogidos y conexión a GPS.

El procesador central utilizado fue un módulo TNgs 100, al que llega información de los sensores de flujo, el sensor de velocidad, el sensor de levante de plataforma y a la vez envía a la consola la información procesada para el despliegue.

La instalación de las partes es relativamente simple y debe seguirse rigurosamente las indicaciones del manual de instalación. Hay que realizar cortes en la máquina en la instalación de los sensores de flujo en los Shutes o tubos de descarga a la tolva o canasta.

Una vez detectados los lugares para la instalación y realizada la misma se debe calibrar – en un primer término la distancia, el ancho de trabajo, y la velocidad; esto determina un área de trabajo base para cálculos futuros. Toda esta calibración se puede realizar, sin estar cosechando en terrenos similares a donde se realice la cosecha luego.

Para la obtención de los kilogramos cosechados, el valor del rendimiento, debe disponerse de balanzas cercanas o balanzas móviles e ir introduciendo y corrigiendo los valores que arroja la máquina trabajando hasta que los mismos den diferencias menores a 3 – 5 % como optimo.

La conexión a GPS es muy fácil de realizar si se dispone de un lector de tarjeta PCMCIA,

que en el caso de Micro Trak viene como opcional y se llama Data Trak, y desde allí se conecta al sistema de monitoreo de rendimiento para dar posición y posteriormente se realizarán los mapas con los datos recogidos en esa tarjeta.

Autor: Ing. Agr. Luis Ernesto Vicini. INTA AER, Banda del Río Salí.

Descargar artículo completo en formato pdf (630 Kb.)