Buscar:   
 

Análisis del Rendimiento y la Calidad de la Cebada Cervecera en Función de la Profundidad de Tosca en el Perfil del Suelo

Introducción

La cebada (Hordeum vulgare L) es utilizada en gran medida como materia prima para la elaboración de malta, para lo cual debe reunir ciertas características: alto poder germinativo (98% mínimo, con una tolerancia de 95%), granos de buen calibre, libre de impurezas y bajo nivel proteico (10% mínimo y 12% máximo, con una tolerancia del 13%) (Resolución 446/2007 - S.A.G.P. y A).

Es importante tener presente que el contenido de proteína es altamente influenciado por la fertilización nitrogenada, debiendo realizarse la misma en dosis moderadas y teniendo en cuenta los diferentes ambientes dentro de un lote. Trabajos realizados por Ferraris (2009), indican que cuando el nivel de rendimiento es muy alto o muy bajo es necesario intervenir con una refertilización para modificar el contenido proteico del grano y obtener un producto de calidad dentro de las normas de comercialización.

A partir de 2006, el grupo de trabajo del proyecto de Agricultura de Precisión del INTA viene realizando pruebas con el monitor de calidad "Zeltex" Accu Harvest®, logrando resultados alentadores en cultivos de trigo y soja. En la zona de Tandil (Buenos Aires), se evaluaron experimentos en franjas con diferente fertilización en trigo, donde se observó una correlación positiva entre la fertilización nitrogenada y el nivel proteico del grano (Bragachini et al, 2006). Sobre el mismo cultivo, en la zona de Pampayasta (Córdoba), bajo una fertilización uniforme se pudo apreciar una respuesta inversamente proporcional entre el rendimiento y el contenido de proteína (Bragachini et al, 2008). También en soja bajo riego, se pudo observar una relación directamente proporcional entre el rendimiento y el contenido de aceite y una respuesta inversa en el porcentaje de proteína (Bragachini et al, 2007).

En el área del partido de Tres Arroyos, la presencia de tosca tiene una influencia importante en el perfil del suelo, por lo cual resulta relevante analizar las relaciones entre las variables rendimiento y proteína en el cultivo de cebada cervecera, en función de la profundidad de la tosca. Análisis anteriores, mostraron una alta correlación entre el rendimiento alcanzado por el cultivo y la calidad del grano, observándose que en los lugares donde el rendimiento fue alto, el contenido de proteína del grano decreció de manera inversamente proporcional.

Utilizando fuentes de información complementaria, como la del mapeo de la profundidad en que se encuentra la tosca, se busca obtener criterios relevantes que permitan orientar futuros manejos en función del ambiente, el rendimiento y la calidad del grano de cebada.

La utilización de diferentes tipos de sensores, como detectores de profundidad de tosca y/o napas (georadar o sonda electromagnética) son utilizados para la caracterización de los diferentes ambientes dentro de un lote. Los reconocimientos mediante georadar se basan en el estudio de la propagación de ondas electromagnéticas en el subsuelo en un dominio de frecuencias que varían entre unas decenas de Mhz hasta algunos Ghz. Estas ondas son emitidas como impulsos temporales de muy corta duración, desde una antena emisora que se desplaza por la superficie del terreno. Cuando se encuentran con un contraste dieléctrico, se reflejan hacia la superficie donde sus características son medidas por una antena receptora (Bordehore, 2005).

La utilización de estos sensores en conjunto con monitores de rendimiento y calidad, permitirían al productor tomar decisiones de manejo del cultivo y en lo que respecta a comercialización, ya sea por calidad de grano (% de proteína) o por rendimiento.

El objetivo de este trabajo fue analizar el rendimiento y el contenido de proteína del grano de cebada bajo diferentes ambientes definidos en función de la profundidad de tosca en el perfil del suelo.

Autores: Méndez A, Villarroel D, Massigoge J, Juan N, Vélez J.
Descargar artículo completo en formato pdf (418 Kb.)