Buscar:   
 

Banderillero Satelital DGPS como Guía de Pulverizadoras, Fertilizadoras y Sembradoras.
Un sistema de posicionamiento, como el nombre lo sugiere, es un método para identificar y grabar, electrónicamente, la ubicación en el espacio de un objeto. Uno de estos sistemas es el GPS (Sistema de Posicionamiento Global), cuyo principio es el uso de señales satelitales para definir posiciones sobre la tierra. Este servicio esta disponible en cualquier punto del planeta, las 24 horas del día y en forma gratuita. El sistema consta de una constelación de 24 satélites NAVSTAR divididos en seis órbitas de 4 satélites cada una. Cada satélite emite continuamente su posición y el tiempo exacto a través de señales de radio.

El receptor del usuario de GPS mide el tiempo que le toma a cada señal llegar desde el satélite hasta su antena, y asumiendo una velocidad constante para las ondas de radio, el aparato puede calcular la distancia. Calculando su distancia desde tres puntos (satélites en este caso) se puede conocer su posición en dos dimensiones, en cambio si toma su distancia desde cuatro o más satélites obtiene su posición en tres dimensiones.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos le introduce intencionalmente un error al azar al sistema, lo que le confiere una precisión de +/- 100 m. Esto es un error que haría imposible la aplicación de este sistema en la agricultura de precisión. Por eso se ha desarrollado un método para mejorar su precisión, llamado corrección diferencial. Usando la corrección diferencial para mejorar al GPS produce lo que se llama DGPS (Sistema de Posicionamiento Global Diferencial). Este sistema está basado en un receptor estacionario de GPS ubicado en un lugar de coordenadas conocidas. Como el receptor estacionario conoce su posición real y la posición real de cada satélite, conoce la distancia real a cada satélite. Cuando la unidad calcula la distancia estimada a cada satélite, que está en línea de vista, también puede determinar el error en cada medida. La diferencia entre la distancia real y la distancia medida por GPS, se designa como la distancia de corrección diferencial (Fig 1). Estas correcciones son transmitidas a unidades GPS que la reciban y de esta forma van corrigiendo sus distancias estimadas en tiempo real.

Las fuentes de corrección diferencial pueden provenir de la señal Beacon o de satélites geoestacionarios (Omnistar y Racal) (Figuras 3 y 4). En nuestro país hay que pagar un abono para recibir estas señales. La señal Beacon proviene de antenas fijas de las cuales hay dos en nuestro país (Fig 2). Estas antenas cubren un área de 450 km de radio. En cambio la corrección satelital está disponible en todo el país. Mediante cualquiera de los dos sistemas de corrección (DGPS) se logran precisiones submétricas, que oscilan entre los +/- 30 cm. Esta precisión ya es suficiente para la aplicación en la agricultura de precisión.

Autores: Ing. Agr. Mario Bragachini, Ing. Agr. Axel von Martini, Ing. Agr. Agustín Bianchini. Proyecto Agricultura de Precisión, INTA Manfredi.
Descargar artículo completo en formato pdf (241 Kb.)