Buscar:   
 

VRT en refertilización Nitrogenada: adelantos tecnológicos que pueden facilitar su implementación en el corto plazo

Toda la tecnología de percepción remota aplicada a la agricultura se basa en la curva de reflectancia típica de la vegetación (Fig 14). Diferentes segmentos de la curva están relacionados a diferentes aspectos del cultivo, por ejemplo el contenido de clorofila se medirá en un punto en particular de la curva mientras que la biomasa en otro.

El sensor de N mide la reflectancia de luz del cultivo desde 4 ángulos distintos, 2 a la izquierda del tractor y 2 a la derecha, cubriendo un área aproximada a 50 m2, dependiendo de la altura a la que está ubicado.

El alcance de la medición de la franja de lectura y por ende de aplicación real es de 30 m. Un quinto sensor orientado hacia arriba mide la intensidad de la luz incidente, lo que permite al sistema compensar diferentes condiciones lumínicas, por ejemplo sol radiante o gran nubosidad. 

La reflección de la luz, medida una vez por segundo, es transmitida por fibra óptica a la unidad de procesamiento. 

Para el ojo humano el cultivo puede parecer parejo en color a través del lote y generalmente es difícil detectar pequeños cambios. También estamos limitados a ver en un rango determinado de longitudes de onda dentro del espectro de luz, y por ende no podemos detectar variaciones fuera de ese rango.

El sensor de N puede percibir y registrar todas las variaciones incluyendo aquellas fuera del rango visible para el ojo humano.

Autores: Ing. Agr. Mario Bragachini, Ing. Agr. Axel von Martini, Ing. Agr. Andrés Méndez. Proyecto Agricultura de Precisión, INTA Manfredi.

Descargar artículo completo en formato pdf (120 Kb.)