Buscar:   
 

Sugerencias útiles para regular la cosechadora en trigos con fuerte ataque de Fusarium...
En cultivos atacados por Fusarium o golpe blanco de la espiga (GBE) un aspecto muy importante a tener en cuenta es la regulación del aire. Al igual que el presente año, durante la campaña de trigo 1993/94, se presentaron gran cantidad de lotes con espigas dañadas por Fusarium, años en el que el proyecto PROPECO de INTA realizó trabajos que aportan algunas sugerencias útiles para mejorar la calidad del trigo que ingresa a la tolva de la cosechadora en esas condiciones.

El principal organismo causal es un hongo cuyo nombre científico es Fusarium graminearum. Los factores ambientales predisponentes para la ocurrencia de la Fusariosis son días con precipitaciones frecuentes y una temperatura de alrededor de 25°C, humedad relativa ambiente de 85% o mayor durante la etapa de espigazón o floración de los cultivares.

La sintomatología: Decoloración de espiguillas individuales, que se tornan blanquecinas en contraste con las no afectadas que son de color verde.

Las infecciones primarias se producen principalmente durante el período de floración cuando las esporas alcanzan los tejidos de las flores que salen por las glumas y las colonizan rápidamente.

Esta enfermedad produce desde el aborto de las flores hasta un variado grado de reducción en el llenado de los granos, con espigas estériles (sin granos) o espigas con granos de escaso desarrollo y un menor peso hectolítrico que los granos sanos.

Según las normas vigentes el límite máximo en la comercialización es del 3% de granos atacados; superado ese límite el precio final sufre un descuento directo por cada porcentaje por encima de la tolerancia. Aclaración: Durante la presente campaña, estas normas de comercialización pueden modificarse según pacten las partes, productor, acopiador, molino, exportador; luego de varias consultas realizadas recientemente se puede tomar como tendencia que la tolerancia seguiría siendo del 3%, con un descuento del 2% por cada punto que supere la tolerancia.

Los efectos sobre el hospedante: Pérdida de rendimiento, esterilidad de florecillas, obturación de tejidos de conducción en el raquis, formación de granos poco desarrollados, arrugados y de bajo peso y granos con micotoxinas con efecto negativos en la dieta de monogástricos.

Los granos atacados por Fusarium tienen menor peso específico que los granos sanos, por lo que en el caso de que cosechemos un cultivo atacado por este hongo, se aconseja aumentar el caudal de aire, lo que nos ayuda a eliminar en gran aparte los granos atacados.

Autores: Ings. Agrs. Mario Bragachini, Axel Von Martini y Andrés Méndez. (Proyecto Agricultura de Precisión - INTA Manfredi)
Descargar artículo completo en formato pdf (184 Kb.)