Buscar:   
 

Adaptaciones de los equipos de cosecha para la recolección de granos en situaciones de falta de piso y zonas inundadas
En los últimos años los productores, técnicos y fabricantes se preocuparon por lograr una cosecha eficiente reduciendo al máximo el huellado superficial y la compactación, dos problemas de suma importancia a tener en cuenta en esquema de siembra directa continua.

Pero en años anormales, debido a los cambios climáticos (años niño) las precipitaciones otoñales duplican y triplican los valores normales, dejando de 1 a 3 millones de hectáreas con serios problemas de falta de piso como ocurrió en esta campaña de cosecha gruesa en la Provincia de Santa Fe, Sur de Córdoba y parte de Entre Ríos, frente a ello se deben estudiar y acudir a soluciones no convencionales para evitar pérdidas totales de los cultivos.

Entre las soluciones que existen para la cosecha, se menciona el aumento de la flotabilidad y transitabilidad de las cosechadoras mediante adaptaciones especiales. La flotabilidad se mejora reduciendo la presión específica (kg/cm2) de los neumáticos sobre el suelo, para ello existen dos formas, reducir el peso de la cosechadora (cosechadoras livianas, y no superar el 50% de llenado de la tolva durante la cosecha), y la otra es aumentar el ancho y largo de pisada del tren delantero y trasero de las cosechadoras de tracción simple. El equipamiento de doble tracción hidrostática o mecánica resulta fundamental para aumentar la transitabilidad de las cosechadoras.

Autores: Ing. Agr. M. Sc. Mario Bragachini, Ings. Agrs. Axel von Martini, Andrés Méndez (Proyecto Agricultura de Precisión, INTA Manfredi).
Descargar artículo completo en formato pdf (329 Kb.)